fbpx

St. Regis, de Jeanne Gang

Es la estructura más alta del mundo diseñada por una mujer. Con la arquitecta Jeanne Gang al frente del equipo, esta torre de Chicago terminó de construirse en 2020. Con sus 363 metros, St. Regis Chicago está compuesto por tres torres conectadas y es, actualmente, el tercer edificio más alto de la ciudad . En la base, Jeanne Gang un paso de peatones conecta el Riverwalk con el barrio circundante alentando reinventar la dinámica social a través de los espacios.

Aqua Tower, Jeanne Gang

Jeanne Gang puede presumir de construcciones de altura, ya que el edificio Aqua Tower, en el corazón de Chicago, ostenta el número dos de la lista de rascacielos proyectados por una mujer. Inaugurado en 2009, este edificio de 262 metros de altura cuenta con 86 plantas. La base del edificio de ocho plantas, de 13.000 m², está cubierta por 7 669 m² de terraza con jardines, piscinas, bañeras de hidromasaje y una pista de atletismo. La estructura de hormigón ondulada del edificio busca reinterpretar las conexiones sociales.

The Leonardo, de Malika Walele

Proyectado por la firma Co-Arc International Architects, un despacho donde 9 de las 11 arquitectas son mujeres y con la arquitecta y fotógrafa Malika Walele en cabeza, este edificio se ubica en Johannesburgo, Sudáfrica. Terminó de construirse en 2019 y su silueta se alza a 234 metros en los que aloja 55 plantas. Alberga tiendas, piscina, restaurantes, apartamentos y oficinas.

One Thousand Museum, de Zaha Hadid

Se ubica en Miami y es una de las últimas obra proyectadas por la arquitecta antes de su muerte. Se trata de un rascacielos de 62 plantas y 216 m de altura, con un exoesqueleto de cemento armado que permite liberar las superficies interiores del estorbo de los elementos estructurales. El rascacielos refleja el estilo inconfundible de Zaha Hadid y en su exterior las progresiones geométricas que bordean los balcones y se mezclan con la imponente fachada de cristal.

Wangjing SOHO, de Zaha Hadid

Ubicado en un suburbio de Beijing, China este innovador rascacielos se terminó en 2014. De acuerdo con Zaha Hadid, arquitecta del proyecto, se trata de una “bienvenida y despedida a Beijing”. Mide 200 metros de altura y sus formas curvas orgánicas le confieren una futurística imagen.